Osteopatía

La Osteopatía se basa en que todos los sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente, están relacionados, y por tanto los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros.La osteopatía se centra en la estructura del cuerpo, empleando principalmente el tratamiento de tejidos blandos y las correcciones articulares. El tratamiento, que se denomina manipulación osteopática, consiste en un sistema de técnicas orientadas a aliviar el dolor, restaurar funciones y promover la salud y el bienestar.

Dependiendo la parte del cuerpo en la que se centran, hay diferentes disciplinas:

 

Osteopatía articular: Dedicada al restablecimiento del aparato músculo-esquelético y de la postura, centrándose en la columna vertebral y traumatismos.

Osteopatía craneal: Se centra en los problemas craneales y su influencia en el Sistema nervioso central.
Osteopatía visceral: Enfocada hacia la curación de órganos y vísceras, mejorando la función de estos mediante manipulación para conseguir un mejor riego sanguíneo.

 

VOLVER